viernes, 29 de marzo de 2013

Crewel - Gennifer Albin


"Incapaz. Torpe. Sin Arte.

Eso es lo que las otras chicas susurraban a sus espaldas. Pero la muchacha de dieciséis años Adelice Lewys tiene un secreto: quiere fallar.

Dotada con la habilidad de tejer el tiempo con la materia, ella es lo que la Culpa está buscando exactamente, y en el mundo de Arras, ser elegido como una Spinster es todo lo que una chica podría desear. Significa privilegio, belleza eterna, y ser algo más que una secretaria. También significa el poder de bordar el tejido de la vida. Pero si controlar lo que la gente come, dónde vivien viven y cuántos hijos tienen es el precio de tenerlo todo, Adelice no está interesada.

No es que sus sentimientos importen, por que resbaló y tejió un momento en el examen, y van a por ella - esta noche. Ahora tiene una hora para comer la comida asada de bote de su madre. Una hora para escuchar los cotilleos de la academia de su hermana y reír de las estúpidas bromas de su padre. Una hora para pretender que todo está bien. Y una hora para escapar. Por que una vez que te conviertes en una Spinster, no hay vuelta atrás."


Este es uno de los libros que compre en Estados Unidos y que aún no había reseñado.

Adelice ha sabido desde pequeña que es una Spinster, alguien capaz de bordar el tejido de la vida, y por ello, lo ha escondido de la gente.

Todo va bien hasta que, durante un examen, un pequeño desliz hace que la descubran. Esa misma noche, los agentes de Arras van a buscarla. Pero su huida no termina bien, y acaba perdiendo a lo que más quiere por culpa de su don.

Junto a otras chicas, aprenderá el arte de bordar la vida de la gente, aunque debido a su escapada, estará en constante vigilancia.

La trama me pareció distinta a las demás. Un mundo futurístico donde la vida de la gente está regida de antemano por las tejedoras, las Spinsters. Éstas, son mujeres que hilan el destino de la gente, decidiendo su futuro y cómo van a vivir su vida.

Cuando Adelice es descubierta, intenta huir junto a su familia, pero todo sale mal. Consiguen apresarla y llevarla junto a las demás *aunque como una condenada, encarcelada y vigilada*
Allí conocerá a dos chicos, el soldado raso, Jost, que esconde mucho más de lo que parece detrás de esa fachada de arrogancia y desprecio, y el atractivo Erik. La mano derecha de la tejedora jefe y por lo tanto, alguien a quien evitar *aunque sea tremendamente amable con ella*

Las Spinsters tienen prohibido relacionarse con el sexo opuesto, algo que a nuestra protagonista nunca le había importado hasta ahora. *Y pretendientes, deseables y no tanto, no le faltarán*

La sociedad de Arras esconde algo tras esa fachada de fiestas, vestidos y una vida llena de comodidades. Pronto Adelice se dará cuenta de que nada es lo que parece, de que fuera de Arras, quizás aún quede esperanza.

Un libro con un ritmo algo lento en algunas ocasiones, lleno de imaginación y algo predecible, pero una lectura disfrutable también.

1 comentario:

Mari dijo...

Me gusta, es interesante el argumento eso de las Spinster.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...